Weltliteratur

From Dictionary of World Literature
Jump to: navigation, search

por Antonio Aicardo Muñoz, Marta Corral Renda, Blanca Corrales Ferreiro, Ángela Figueroa Giráldez

Weltliteratur (cast. literatura mundial; del lat. litteratūra + mundiālis).

Contents

Definición extensa

Desde su primera concepción en un contexto romántico alemán de la mano de Johann Wolfgang von Goethe (extraídas de Conversaciones con Eckermann, 1827 ), la literatura mundial ha recibido numerosas definiciones y ha sido motivo de disputa.

"Weltliteratur" es un término complejo que se utiliza para referirse a la suma de todas las literaturas nacionales (véase definición aquí: Literatura Nacional), pero por lo general se refiere a la circulación de obras en el resto del mundo más allá de su país de origen. En la actualidad, este término tiene un contexto más global pero antiguamente sólo se utilizó principalmente para obras maestras de la literatura occidental europea.

Historia del concepto

El término "Weltliteratur" (literatura mundial) nace oralmente en 1827 de mano de Goethe, a partir de una frase de gran elocuencia y con éxito en la crítica literaria:

"Veo cada vez más [...] que la poesía es un bien común de la humanidad, y que surge en todos los lugares y épocas, en cientos y miles de seres humanos. [...] Por eso me gusta hurgar en naciones ajenas y recomiendo a cualquiera hacer lo mismo. Literatura nacional ya no dice gran cosa, llegó la época de la literatura mundial, y ahora cada uno tiene que ayudar a acelerar esta época"

En vida, el impulsor de corrientes románticas como el Sturm und Drang dictaminó que las poesías son un fenómeno global que expresaba un carácter universal y eterno en el tiempo. Así pues, la literatura ya no podía reflejar el espíritu de un pueblo concreto. Más adelante, Marx y Engels anuncian en el Manifiesto del Partido Comunista una especie de "globalización" de los medios de producción. Como símil, encontramos en el Manifiesto la siguiente afirmación:

"La producción intelectual de una nación se convierte en patrimonio común de todos. La estrechez y el exclusivismo nacionales resultan de día en día más imposibles".

Y acercándose más aún a la Weltliteratur, el marxismo exclama que de las numerosas literaturas nacionales y locales se forma una literatural mundial. Nace así una homogeneización cultural producida por la salvaje irrupción del modelo burgués de producción que busca que toda nación se adapte a un mundo a su imagen y semejanza.

Finalmente, la Weltliteratur, acuñada por Goethe, ha pasado a primer plano como paradigma en una visión totalmente reformulada por David Damrosch en su obra What is World Literature?. Damrosch destaca que la globalización ha complicado la idea de una literatura del mundo, y afirma que la literatura mundial no es la suma de todas las literaturas, porque para nombrar esta totalidad basta con la literatura propiamente dicha, por lo que la considera un subconjunto dentro de la misma.

Desarollo

Dionyz Durisin enfoca la literatura mundial como objetivo último de la investigación literaria aunque este concepto no está libre de ambigüedades.

La literatura mundial sería el conjunto de obras literarias de todo el mundo, pero esta respuesta no es válida. La literatura comparada, fuertemente vinculada al concepto "weltliteratur", proporciona tres respuestas. Define así la literatura mundial, como un conjunto de literaturas nacionales u otras unidades histórico literarias análogas situadas una junto a la otra de forma mecánica por un principio de adición o paralelismo. Se comprende como literaturas nacionales o prenacionales, una junto a la otra careciendo de un sistema unificador.

No se nos permite saber cuales son las relaciones internas entre estas unidades literarias. Erich Auerbach criticaba que para hacer una síntesis entendiendo como una filología la literatura mundial, un método no válido es el de acumulación; Prevalece el aspecto individual y nacional frente al universal.

La literatura mundial es un conjunto selecto de obras. Se trata de una selección fundamentada en la aplicación de criterios histórico-literarios con un predominio absoluto de la axiología o criterios de valor. Esto estipula qué obras deben ser leídas y qué obras deben ser objeto de estudio. Prevalece lo supranacional frente a lo nacional.

Según Dionyz Durisin forman parte de la literatura mundial aquellos elementos que contraen entre si relaciones genéticas ( relaciones de influencia constatable y demostrable entre dos obras literarias) y tipológicas ( semejanzas entre obras literarias entre las que no pudo haber contacto ). Este sistema estaría en modificación constante.

David Damrosch afirma que la literatura mundial no es un canon de obras si no que sería un modelo de circulación y difusión literaria.

Cuando una obra entre en la literatura mundial tiene que ser leída como literatura y circular en un mundo más allá de su punto de origen lingüístico y cultural. Tendría que aplicarse una refracción elíptica de la literatura nacional ( la obra en cuestión seguiría teniendo los rasgos culturales de origen ), ganar con la traducción, y conformar una lectura con un compromiso con el mundo más allá de nuestro espacio y tiempo.

Ejemplificación

Dada la naturaleza ambigüa del término resulta difícil establecer que obras deben formar parte del canon que forma la literatra mundial. Como señalaba Claudio Guillén Weltliteratur es un término "sumamente vago" que "se presta por tanto a muchos malentendidos".

Goethe nos pone como ejemplo la novela china Hua Dsien Gi, que, sin haber tenido contacto alguno con Europa, muestra numerosas similitudes con las novelas de Richardson o su propia epopeya Hermann und Dorothea, proclamando así a la poesía como un bien común de toda la humanidad y anuncia la época “weltliteraria”. A pesar de ello, para Goethe el modelo de la literatura mundial lo hallaríamos en la literatura de la grecia clásica como dice en una de sus conversaciones con Eckermann:

"Pero en nuestra valoración de lo extranjero, no debemos tomar lo extraño como motivo exclusivo de nuestras admiraciones erigiéndolo en modelo único. No debemos dar este valor a la literatura china, o la serbia, o Calderón o los Nibelungos. Si sentimos la necesidad de un modelo volvamos los ojos a los griegos antiguos, en cuyas obras hallaremos siempre el ideal de la belleza humana. Todo lo demás lo debemos considerar únicamente desde el punto de vista histórico, no tomando más que lo que nos parezca verdaderamente bueno".

Erich Auerbach, desde un punto de vista histórico filológico, hace en Mímesis una selección de textos desde Homero hasta Virginia Woolf, pasando por Petronio, San Agustín, Bocaccio, Montaigne, Rabelais, Shakespeare, Cervantes, Voltaire, Stendhal, Balzac, Flaubert, Zola y Marcel Proust. La primera parte la dedica a comparar la estética de Homero con la de la Biblia como textos fundamentales de la literatura occidental.

Ernst Curtius, aunque centrándose en la literatura europea como subunidad de la literatura mundial, establecería el punto de partida en Homero y considera a Goethe el último de los autores universales.

Voces relacionadas

circulación literaria; literatura clásica; literatura nacional; transculturación literaria.

Bibliografía

  • Damrosch, David (2003). What Is World Literature? Princeton: Princeton University Press.
  • Eckerman, Johann Peter (2005). Conversaciones con Goethe: en los últimos años de su vida (3ª edición). Barcelona: El Acantilado.
  • Marx, Carlos; Engels, Federico (1974). Manifiesto del Partido Comunista. Buenos Aires: Ediciones Pluma.
  • Auerbach, Erich (1997). Mímesis. Fondo de Cultura Economica.