Transculturación literaria

From Dictionary of World Literature
Jump to: navigation, search

por Daniel Montouto López, Paula de la Orden Beunza, Alma Peláez Castro, María del Pilar Piñeiro López

Transculturación literaria: recepción por un pueblo o grupo social de formas de cultura procedentes de otro, que sustituyen de un modo más o menos completo a las propias. Por ende el término propuesto se refiere a este suceso, englobado al campo de la literatura.

Contents

Definición Extensa

El término "transculturación literaria" hace referencia a la recepción de un grupo social de los escritos e historia procedentes de otro. Este proceso sucede cuando la cultura que adopta, lo hace con el fin de enriquecer su cultura. Adoptando nombres, hechos y diferentes conceptos con el fin de forjar una tradición más completa de la que tenían. A lo largo de toda la historia uno de los procesos de transculturación (en todos los campos) más completo, es el que sufre Roma. Carentes de una cultura rica, cómo la que tenían sus vecinos Fenicios o Griegos, el pueblo romano fue enriqueciendo su cultura a base de conquistas, adoptando y adaptando, tradiciones, dioses, escritos y costumbres provenientes de los pueblos capturados. Haciendo referencia a la literatura, probablemente el proceso de transculturación literaria en roma llegó con Livio Andrónico que tradujo al latín diversos dramas griegos, a parte de (por supuesto) la odisea. La cual usó cómo libro de texto en su escuela. Este proceso no acabó aquí. Los esclavos griegos comúnmente se dedicaban a la educación de los hijos de las familias romanas. Quizás el culmen de este proceso de transculturación literaria llega con la Eneida. Esta obra fue encargada por el emperador Augusto a Virgilio, con el objetivo de darle un origen legendario a Roma y por otro lado para darle un origen divino a su propia Dinastía. Aquí hablamos de transculturación debido a que Virgilio utiliza el ciclo homérico de la Ilíada y la Odisea como vehículo para su obra. Esta está basada al final de la guerra de Troya y tiene cómo a su principal protagonista a Eneas, hijo de Venus y que en el futuro será el fundador de - cómo cita la obra - Una nueva Troya, a la que llamará Alba Longa, la futura Roma. A pesar de que este es probablemente la adopción cultural más evidente, a lo largo de la historia encontramos más situaciones en el que una cultura adopta la literatura y en general toda la cultura de otra región con el fin de enriquecerse. Los pueblos germánicos adoptaron los textos cristianos en la edad media y los hicieron suyos, en el neoclasicismo adoptaron los textos de la cultura clásica así cómo incluso su arquitectura civil, incluso con el descubrimiento de América vemos un enorme proceso de transculturación, que adaptó gran parte de las culturas y creencias europeas al otro lado del Atlántico. Para concluir y de acuerdo con Fernando Ortiz, el creador del término y con José Martí en el Artículo "Nuestra América" se concluye que pese a que esto no sucede siempre así, el fin que une a todos estos procesos es La búsqueda del Enriquecimiento cultural, ya sea de manera buscada (cómo fue la romana)o de manera forzada o casi forzada, cómo encontramos en la conquista de América

Desarrollo

En 1940, en su libro Contrapunteo cubano del tabaco y el azúcar, el etnógrafo cubano Fernando Ortiz acuñó el concepto de "transculturación" para la esfera de la investigación antropológica. Su propósito era explicar las diferentes etapas y resultados del contacto cultural entre las personas reunidas por la expansión europea colonial en el Caribe. Aunque el concepto fuera adoptado muy temprano por el escritor venezolano Mariano Picón Salas en 1965 con 'De la conquista a la independencia: Tres siglos de historia cultural hispanoamericana', permaneció bastante inactivo hasta que, cuarenta años más tarde, el crítico uruguayo Ángel Rama elaborara de nuevo aquella noción, aplicándola a la literatura latinoamericana, en 1982 con Transculturación narrativa en América Latina con el que se convertiría en el centro de un vasto campo de investigación y debate, con una amplia repercusión en las humanidades y las ciencias sociales ya que esta elaboración intenta explicar los motivos por los cuales algunos escritores latinoamericanos han adoptado a sus obras distintos elementos culturales, estructuras gramaticales y técnicas literarias. Habrá quien, sin embargo, cuestionará esta teoría como Larsen o Cornejo Polar quienes harán hincapié bien en la estética hegemónica (N. Larsen, Modernism and Hegemony. Critique of Aesthetic Agencies) o en la heterogeneidad y el carácter contradictorio y conflictivo (Cornejo Polar, Mestizaje, transculturación, heterogeneidad). Kraniauskas, en el 2000 con Hybridity in a Transnational Frame: Latin-Americanist and Postcolonial Perspectives on Cultural Studies y Moreiras, en el 2001 con The Exhaustion of Difference: The Politics of Latin American Cultural Studies ofrecen algunas de las más sofisticadas aportaciones a la ideología, sugiriendo respuestas a inquietudes sobre la modernidad desigual de América Latina.

Historia de la transculturación

El origen del término se basa en una serie de acontecimientos históricos muy anterior a la acuñación del mismo por parte de Fernando Ortiz en 1936. Hemos de remontarnos hasta 1492 con el descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón y toda su expedición. El término "transculturación literaria" adopta su origen en la región geográfica del continente americano, siendo la historia cultural de este territorio uno de los factores principales para su construcción y desarrollo. Una vez definido ha sido aplicado y comparado con otras situaciones ocurridas a lo largo de la historia.

En el siglo XV con la llegada de los españoles a América, comienza la documentación del encuentro entre los indígenas precolombinos y los conquistares. La idea de acción civilizadora por parte de España es una sustitución de todo lo indígena por las costumbres y conocimientos que en el país se conocían, por tanto podemos decir que hubo una cierta destrucción de la cultura indígena. Los pueblos aborígenes como los aztecas, mayas, incas… formaban civilizaciones propias, que aunque distaban de ser parecidas a las sociedades europeas de la Edad Moderna, se constituían sobre una gran tradición cultural que recogía un sistema propio de escritura y un lenguaje con un vocabulario bastante rico. La expansión e imposición de la cultura española marca un cambio importante en ello. El proceso conllevó un cambio lingüístico, conocido como estrato, la lengua extinguida por la implantación de otra, aunque la lengua extinguida siga teniendo una gran influencia en la lengua impuesta, conservándose en el habla cotidiana palabras autóctonas de la zona.

El hecho de una nueva manera de expresión también crea cambios en la temática literaria de los escritos, que tienen una tendencia más europea y de tonos pesimistas en algunos casos, esto se debe a la invasión hispana. El mestizaje cultural de creencias e idiomas se dio de una manera violenta, unión dos mundos culturales en diferentes puntos de evolución. Aunque la imposición no fue total, como bien sostiene la escuela de Malinowski, en todo abrazo de culturas sucede lo que en una cópula genética de los individuos: la criatura siempre tiene algo de ambos progenitores, pero también siempre es distinta a cada uno de los dos.

El afán de separación del país colonizador por parte de América Latina marcara la literatura hasta los días de hoy. La época de independencia crea las gestas heroicas hasta el siglo XIX, en el último período de acuñación de este término va desde la primera década del siglo XX hasta los años cuarenta del mismo, donde la burguesía convence a las clases inferiores para defender sus propios intereses ante las esferas dominantes, y se da una gran exaltación de la originalidad hispanoamericana tras la independencia de España.


Ejemplificación

Como muestra de esta transculturación literaria tenemos libros cómo Daña Bárbara de Rómulo Gallego en el que, tomando como ejemplo la literatura europea, el autor hace cambios en la posición del narrador. Es más conocido el alejamiento entre el habla popular y el narrador de Cortázar en Rayuela, Doña Santitos de Marta Burnet o Luvina de Juan Rulfo, todos ellos autores latinoamericanos.

Voces relacionadas

aculturación; translocución narrativa; circulación literaria; proceso interliterario; colonialismo.

Bibliografía

  • Herrera, Earle (1991) La Magia de la Crónica. Editorial de humanidades y Educación. Universidad Central de Venezuela
  • Rama, Ángel (2008) Transculturación narrativa en América Latina. Ediciones El Andariego. Buenos Aires
  • Carpentier, Alejo. (2003) Los Pasos Recobrados Biblioteca Ayacucho. Caracas Venezuela