Tragedia

From Dictionary of World Literature
Jump to: navigation, search

por Gabriel Mato Becerra, Alberto Quintá Taboada, Adrián Rial Santos

Tragedia (inglés: tragedy): 1. obra dramática cuya acción presenta conflictos de apariencia fatal que mueven a compasión y espanto, con el fin de purificar estas pasiones en el espectador y llevarle a considerar el enigma del destino humano, y en la cúal la pugna entre libertad y necesidad termina generalmente en un desenlace funesto, 2. Obra dramática en la que predominan algunos de los caracteres de la tragedia, 3. Obra de cualquier género literario o artístico en la que predominan rasgos propios de la tragedia, 4. Género trágico, 5. Suceso de la vida real capaz de suscitar emociones trágicas.

Contents

Definición extensa

La Tragedia es una obra dramática cuya acción presenta conflictos de apariencia fatal que mueven a compasión y espanto, con el fin de purificar estas pasiones en el espectador y llevarle a considerar el enigma del destino humano, y en la cúal la pugna entre libertad y necesidad termina generalmente en un desenlace funesto. Aristóteles decía que la Tragedia era , pues, la imitación de una acción elevada y completa, de cierta amplitud, la cúal era realizada por medio de un lenguaje enriquecido con todos los recursos ornamentales, cada uno usado separadamente en las distintas partes de la obra.

Los ejemplos más claros de tragedia en la epóca clásica son las troyanas y Medea de Eurípides. Dentro de la literatura Hispánica, Nicolás Fernández de Moratín explicaba que la Tragedia Perfecta es una de las más nobles producciones de la naturaleza humana, y es para el autor, una finura de la imitación y el uso de la razón y la utilización de los recursos teatrales y trágicos de los Antiguos Clásicos.El origen de esta se desconoce todavía. No obstante, se sitúa la primera obra trágica a Tespis.En la poética de Aristóteles no se focaliza el origen de la tragedia pero si cada uno de sus elementos y la evolución de esta a tráves del tiempo según la definición clásica de Tragedia.

Historia del concepto

Existen numerosas incógnitas sobre cómo se originó la tragedia en la Antigua Grecia, una de esas incógnitas la encontramos en la etimología de tragedia (τραγῳδία). La palabra está formada por "macho cabrio" (τράγος / trágos) y "cantar" (ῳδία), la traducción seria "el canto del macho cabrio", esto viene de los múltiples ritos que hacían en Grecia hacia el dios Dionisio, en los cuales se sacrificaban cabritos en honor al dios. Pues bien, según Aristóteles, la tragedia nace como una improvisación dentro el acto del rito, cuando precisamente en "el coro que entonaba el ditirambo", (ἀπὸ τῶν ἐξαρχόντων τὸν διθύραμβον, apò tōn exarchòntōn tòn ditýrambon) el ditirambo es un canto en coro, que se entonaba antes del sacrificio, estas improvisaciones eran muy breves pero divertían a los espectadores y poco a poco se fue tomando como una costumbre más dentro del rito. Más tarde, se fue tomando una forma escrita en el ditirambo, de modo que se fue estableciendo un modo de forma a la hora de componer.

El corifeo, el portavoz del coro, a la hora en el que el coro entonaba el canto, se separaba del grupo y tomaba el papel de un dialogante con el coro, se empezaría así a entonar un dialogo en el canto. Más tarde, el coro se dividiría en dos, habría dos corifeos, y se introduce un hypocrités (ὑποκριτής, un contestador, posteriormente significará actor), que pronunciaba las palabras del dios Dioniso, mientras los demás personajes se movían alrededor suya, esto es el nacimiento del drama. De las danzas y cantos dionisiacos nació el teatro griego.

Ejemplificación

Tespis formó la primera composición trágica griega, de la cual solo se sabe que el coro estaba formado por sátiros y que fue la primera tragedia ganadora de un concurso dramático. Otros autores serian Frinico, creador del verso yámbico, inventó el género de la tragedia con argumento histórico (La Toma de Mileto), introduciendo una segunda parte: la tragedia se encaminaba así a la trilogía, que será introducida por Esquilo. Su primera victoria en competencia se da en el año 510 a. C; Quérilo, autor probablemente de ciento setenta tragedias (con trece victorias); y Prátinas, autor de treinta y dos dramas satíricos, que en aquel momento afianzaron la representación de la tragedia.

Esquilo es un punto y aparte cuando hablamos de las primeras tragedias, fue un innovador y un artista creativo, incorporó al teatro lo que hoy conocemos como las máscaras griegas que ayudaban al actor en meterse en su personaje. Cambios en el estilo de representación, la tragedia se convertiría en trilogía con el paso del tiempo, la duración de la obra estaría ahora definida (desde el amanecer hasta el anochecer). Un personaje que siempre aparece en sus obras es Zeus de un modo que parece que Esquilo sea monoteísta, ya que en muchas obras, como figura divina, solo aparece el señor del Olimpo. Esquilo acepta todo tipo de innovaciones teatrales, pero mantiene siempre un cierto estilo propio, como mantener los protagonistas como personas heroicas, que demuestran su paso de lo humano a lo casi divino. Sin embargo, a nivel de competiciones teatrales Esquilo encuentra un rival digno de mencionar, Sófocles.

Este joven dramaturgo, rompió los esquemas del teatro griego en dos pasos, primero derrotó clamorosamente en un concurso teatral al invicto Esquilo y segundo reformó por completo el teatro griego. Sófocles introdujo un tercer actor, que permitió que la tragedia multiplicara el número de personajes posibles, aumentó a quince el número de coreutas, interrumpió la hasta entonces obligatoria trilogía, haciendo posible la representación de dramas independientes e introdujo el uso de la escenografía. La psicología del personaje se profundiza y emerge un análisis desconocido de la verdad y del hombre. Sófocles intentó quitar el énfasis en ese estilo ampuloso, recargado y espectacular (ónkos/ὄγκος) de sus personajes y de la propia acción, para restituirlos totalmente a su función dramática.

Con Sófocles se inicia la época dorada de la tragedia en los teatros griegos, dejando a un lado a los demás géneros teatrales, como la comedia o incluso la tragicomedia. Sin embargo, la tragedia se estanca en cuanto a estilo y forma durante mucho tiempo, es aquí donde aparece un nuevo autor que reabre la brecha entre la innovación y la tradición en el teatro, Eurípides.

Podría decirse que Euripides es un dramaturgo que busca el cambio en el teatro, un autor que reforme este arte como lo hizo Sófocles en su momento, pero Eurípides da un paso más profundo, su experimentación de forma se ejerce en cada obra, en cada representación. Pero lo que coincide y parece similar en todas sus obras, es la caracterización psicológica de todos sus personajes, algo que nunca se había visto hasta ahora en todas las tragedias hechas hasta esa fecha. No iban ser protagonistas de sus obras héroes como Aquiles o Héctor como ocurría en obras de Sófocles y Esquilo, sino más bien serian personajes con problemas, personas que demuestran el drama de vivir, la mala situación en la que viven y que transmiten al espectador su desgana y su tristeza, es la tragedia griega pura por excelencia. No es, pues, frecuente encontrar en Eurípides los personajes luminosos de la tragedia sofocleana, ya que el sufrimiento y las humillaciones que experimentan les afectan en lo más hondo de su alma. Ésta es la razón por la que sean tan importantes las mujeres (a veces, incluso extranjeras), los esclavos y las víctimas de las guerras que no muestran ningún tipo de cualidad épica propia del héroe griego.

Bibliografía

  • Aristóteles, Poética. Trad. José Alsina Clota. . Icarta, 1998 (selección)
  • Del Rincón. Francisco Miguel. Trágicos menores del Siglo V a.C. (de Tespis a Neofrón): estudio filológico y literario, Madrid: Fundación Universitaria Española, 2007.
  • Moratín, Nicolás Fernández de. Teatro Completo: La Petimetra; Lucrecia; Hormensinda; Gúzman el Bueno. Madrid. Editorial Cátedra. 2007.
  • "Tragedia" Enciclopedia Europea, vol XI, p.399. Milano, Garzanti, 1984.