Literatura popular

From Dictionary of World Literature
Jump to: navigation, search

por Iria Pérez Sánchez, Ángela Verán Romero, Lucía Vilar Prieto

Contents

Definición extensa

La literatura popular está compuesta por aquellas obras que no tienen un autor en concreto, si no que pertenecen a un pueblo. Estas obras son consideradas parte del folklore y de la cultura tradicional, de la misma manera que sus fiestas, rituales, creencias y costumbres.

Durante mucho tiempo la literatura perteneció al mundo de la tradición oral exclusivamente. Antes de que se generalizara la producción escrita y ésta le diera importancia a la autoría, las obras se transmitían oralmente de generación en generación, y entre una y otra estas historias se podían cambiar y actualizar. Todo ello reafirmaba el sentimiento popular de que esas obras, en cierto modo, pertenecían al pueblo y no a un único autor.

Se trata generalmente de historias breves y sencillas, si bien pueden contener un excelente calidad poética y unos valores atemporales. En cuanto a las temáticas más habituales, este tipo de obras suelen hablar de temas amorosos, de la desazón del desamor, de la alegría producida por la llegada de la primavera y el final del invierno, así como de aventuras de héroes que recorren grandes distancias en busca de nuevos retos y desafíos.

Historia del concepto

La literatura popular nace en el pueblo en sí. Éste es el causante de los cambios, ya que se transmite oralmente. Antes de inventar la escritura, el hombre desarrolló la habilidad de hablar, por eso en sus comienzos toda la literatura fue oral, es decir, transmitida de generación en generación por medio de la palabra. Por lo tanto se puede decir que el primer soporte de la literatura popular fue la palabra. El habla fue compartida por todos. No así la escritura, que durante milenios se conservó como patrimonio de unos pocos, las llamadas clases cultas de la sociedad, sobre todo las clases sacerdotales. Entre ambos tipos de literatura existen varios comunicantes, por lo que no es extraño encontrar en la literatura culta obras que han recibido su inspiración inicial en la literatura popular.

La literatura popular pertenece al folclor, es decir, al saber tradicional del pueblo: las costumbres, los juegos, las fiestas, las creencias, los mitos, etc. Si bien la literatura popular fue fundamentalmente oral, existió un conjunto de textos y obras impresas cuya producción y consumo estaban fuera de la estructuras de la cultura letrada. Esta es la literatura escrita que aparece desde los primeros tiempos de la imprenta, dirigida a un público popular. A finales del siglo XV, la invención de la imprenta y el consiguiente abaratamiento de la edición permitió la impresión y distribución de gran cantidad de libros, y también que la literatura culta y la popular experimentaran un cierto acercamiento.

El interés por la literatura popular como arte del pueblo surgió en Alemania con el romanticismo en el siglo XIX y su teoría sobre el alma única e individual de cada pueblo. El movimiento romántico hizo surgir un fuerte interés por recopilar lo popular, por estudiarlo y también por escribir imitando el estilo popular.

Desarrollo

La literatura popular se puede enmarcar dentro de la literatura mundial pues ha sido muy relevante durante todo el pasado. Es un corpus que engloba el conjunto de las obras literarias producidas por el pueblo, transmitidas por el pueblo o destinadas a su consumo por el pueblo, ya sean orales o escritas. Abarca una amplia variedad de géneros. Si bien cada uno de ellos tiene sus propias características, hay varias básicas y compartidas, la fundamental de las cuales es que llegan a un público vasto y variado. La segunda característica es que se suele escribir según ciertas fórmulas; esto se aplica incluso a la mayoría de las novelas de detectives y los thrillers, cuyos argumentos, a pesar de partir de algo se desconoce, por lo general comparten una estructura bien establecida. Una característica común es que se concentra en la acción y los diálogos, más que en especulaciones o relaciones internas. Además, tiende a usar el lenguaje cotidiano y a evitar las descripciones largas. Todas estas características aceleran el ritmo narrativo y lo diferencian de la escritura que suelen valorar los críticos literarios.

Ejemplificación

La literatura popular se puede relacionar con la literatura épica ya que se transmitía de forma oral como por ejemplo La Odisea y La Ilíada que a pesar de tener un autor reconocido, se pueden incluír dentro de la literatura popular ya que por culpa del analfabetismo de la sociedad estas obras se transmitían oralmente.

También podemos hablar en la Edad Media de los cantares de gesta y cantigas que eran recitadas por los trovadores.