Lectura distante

From Dictionary of World Literature
Jump to: navigation, search

por Anthony De Lima Fernandes, Jorge Viz González

Lectura distante (inglés distant reading): método de análisis que nos permite centrarnos en unidades menores o mayores de texto, ya sean recursos, temas, tropos, géneros o sistemas.

Contents

Definición extensa

La lectura distante se propuso como una nueva posibilidad de abordar la historia literaria, de una manera más científica. Franco Moretti fue el impulsor de esta idea, creo un método de análisis que "nos permite centrarnos en unidades menores o mayores de texto, ya sean recursos, temas, tropos, géneros o sistemas" (Moretti 2000, 69). La manera tradicional de lectura, en un mundo con cada vez mayor abundancia de información, se hace una tarea bastante limitada. La lectura distante, en oposición a la lectura directa, close reading, permite analizar una cantidad indeterminada de textos mediante ciertos criterios que logran que la información recibida sea lo más ajustada posible, no depende de un canon muy reducido.

Historia del concepto

La gran preocupación de Moretti es el cómo podemos analizar la historia de la literatura mundial cuando no nos alcanza el tiempo para leer todos los libros, sabiendo que un alto porcentaje de ellos ha caído en el olvido al no incluirse en el canon editorial. Su respuesta gira en torno a los ordenadores y al concepto de lectura distante.

Este nuevo planteamiento de Moretti debe de ser leído bajo la idea de cambio en las prácticas de lecturas. Una gran cantidad de información, que permanece en constante aumento y los cambios en los medios de lectura o almacenamiento son factores que sin duda contribuyen al cambio en el modo de lectura típico de la imprenta. La lectura distante va a depender de una nueva dimensión internacional donde la lectura textual, la lectura cercana, se ve desplazada a la periferia. No la cuestiona, solo afirma que la literatura en la periferia sigue una evolución histórica y camina hacia la novela mundial al unísono con los cambios sociopolíticos. Una práctica crítica de segunda mano, la lectura textual, corresponde a los especialistas en las literaturas nacionales o regionales, que se encargarán de desarrollar los puntos de partida de cada tradición, mientras que el crítico de la literatura mundial deberá conceptualizar y buscar patrones en común de los trabajos críticos específicos, además de elaborar los puntos de partida comunes al conjunto de tradiciones.

Moretti nos propone un catálogo de nuevas metodologías concretas de la literatura que puede llegar a transformar nuestra visión eurocéntrica, una idea que se asemeja a lo desarrollado por Pascale Casanova. Es una idea simple: cuantificar la lectura y leerla en base a la historia cuantitativa, la geografía y la teoría evolutiva: los gráficos, los mapas y los árboles. De este modo, los textos en sí mismos renuncian a ser el objeto de la lectura, y pasan a serlo esas tres abstracciones. El concepto de lectura distante hace hincapié en el aspecto metodológico de los textos, no los leemos para repetir lo que el autor dice, los leemos para usarlos.

Desarrollo

La idea planteada por Moretti ha sido ápice para las críticas que hacían ver la complejidad de cuantificar todo lo que está escrito, sin tener en cuenta las metáforas o el pensamiento humano, dos virtudes clave en la literatura clásica. Moretti defendía que la distancia no es un obstáculo para el estudio si no una parte específica de él.

Mediante una lectura superficial de los textos analizados, usando la lectura distante, donde el transcurso de la trama importa poco, donde solo interesa la búsqueda de patrones comunes o de ciertas construcciones narrativas o palabras, conseguiremos formar un modelo de texto. Así, nos distanciaremos y analizaremos los textos de la literatura mundial a través de lecturas ajenas para ir un paso más allá. Para poder comprenderlo y estudiarlo es necesario un sistema colectivo, un conjunto de artefactos: los gráficos, los mapas y los árboles. Objetos procedentes de otras ciencias que aportarán una visión externa, abstracta, alejada del texto y novedosa, al análisis de textos. Entonces, conseguimos distanciarnos del texto para poder ver las relaciones entre varios, sus regularidades, paralelismos, formas que las unan y luego podremos relacionar los resultados con otras variables.

Las computadoras juegan un papel clave en esta tarea. Moretti fundó el Stanford Literary Lab, en 2010, donde trabaja para obtener la mejor forma de usar ordenadores para estudiar la literatura mundial y para analizar cómo y por qué está formada. Trata de averiguar si pueden reconocer géneros literarios o si se puede usar la teoría de las redes para entender los argumentos y la composición de cualquier texto. Si lo consigue, equiparará en importancia el procesamiento mecánico de datos con las interpretaciones individuales, por lo que el análisis de la literatura ya no estaría en sus manos.

Ejemplificación

Moretti, en su intento por innovar, hace análisis desde puntos desconocidos para la literatura, aplica a la literatura métodos y teorías empleados por las ciencias y la economía, como por ejemplo cuando buscó las claves en la literatura victoriana para ver porqué Conan Doyle fue tan popular y porqué otros escritores coetáneos fueron olvidados en poco tiempo. Lo que se busca es considerar la importancia de la escala de la información en los productos culturales para hacer una interpretación de los datos cuantitativos y no de los objetos.

Insiste en que es posible entender la literatura sin estudiar textos concretos, sino manejando grandes cantidades de datos para desvelar los patrones que se encuentran ocultos bajo su lectura cercana. Otro ejemplo consistió en pedir identificar seis novelas entre treinta a dos programas informáticos y que las clasificaran en las categorías disponibles. Un tercer ejemplo fue el caso en el que se identificaron los aspectos escondidos de los argumentos en Hamlet y Macbeth y se transformaron en redes. Gracias a esto, los argumentos se simplificaron, los personajes pasaron a corresponderse con nodos y sus diálogos conexiones. Esto nos permitiría preguntarnos lo que sucedería en la novela si eliminásemos a uno de sus personajes. Los resultados de estas pruebas, como dijo Kathryn Schultz en What Is Distant Reading? no fueron para nada relevantes, ni siquiera distantes. De hecho, Moretti tuvo que hacer los esquemas de las relaciones a mano, ningún programa pudo ayudarlo.

Voces relacionadas

close reading; circulación literaria; literatura mundial.

Bibliografía

  • Moretti, Franco. 2013. Distant reading. London: Verso.
  • Moretti, Franco. 2000. «Conjeturas sobre la literatura mundial». New Left Review (3): 65-76.