Lai

From Dictionary of World Literature
Jump to: navigation, search

por Constance Etheve, Lúa García, Lois Barros

Un lai, en plural “layes” o “lais”, es una composición poética en provenzal o en francés medieval, que narra una leyenda o historia de amor, generalmente en versos cortos y que se cultivó principalmente entre los siglos XIII y XIV en el Norte de Europa.

Contents

Definición extensa

El lai es una forma poético-musical de la Edad Media que se utilizó hasta mediados del siglo XIV siendo considerada a partir de entonces envejecida o tradicional. La forma poética del lai tiene normalmente varias estrofas, ninguna de las cuales tiene la misma forma. Como resultado, el lai está hecho de fragmentos que no se repiten. Esto distingue el lai de otro tipos de versos musicados de este periodo como podrían ser el rondó o la balada. A finales de su periodo, algunos lais repiten estrofas pero normalmente solo en el caso de los más largos. En un principio la representaban los “jongleurs” y la acompañaban con cualquier instrumento, preferentemente el arpa. Está hecho en octosílabos rimados cuya extensión va de cien a mil versos, contiene preludio y postludio con acompañamiento instrumental y doce estrofas cantadas en las que la rima se establece entre dos versos cortos y uno largo.

Historia del concepto

Originariamente el término lai, derivado del germano leich, designaba una composición musical interpretada por un instrumento y no cantada. La que hoy consideramos como creadora del género, Marie de France, poetisa francesa que vivió en Inglaterra a finales del siglo XII e inicios del XIII, manifestaba en su obra vacilaciones a la hora de nombrar sus composiciones. Según nos explica el lai musical surge para mantener vivo el recuerdo de un acontecimiento y lo que ella pretende es contar la ‘aventure’ o anécdotas que dieron lugar a determinados lais. Incluso a veces no sólo explica esta ‘aventure’ sino que informa a su público con detalles precisos sobre el origen del lai a modo de ‘razó’ provenzal: quién lo hizo, dónde, cómo y en qué ocasión, lo que nos permite conocer la existencia de los primeros lais de origen celta, quizás más líricos en estilo. No hay duda de que el público del siglo XII debía conocer las diferencias entre un lai musical y estos ‘contes’, y de que el tiempo y la propia audiencia acabaran zanjando el problema creando un término polisémico, es decir, utilizando el mismo apelativo para las antiguas composiciones musicales bretonas y para las nuevas narraciones breves de tema bretón.

Desarrollo

La acción de los lais, también llamados lais bretones, se desarrolla en la corte del rey Arturo, u otra desconocida, pero en un ambiente claramente bretón y cortés. Con respecto al tema, la mayoría son historias de amor y de aventura, donde se incluyen elementos maravillosos con una fuerte influencia celta. De la tradición celta, el ejemplo más conocido es el conjunto de leyendas llamado Mabinogion, cuya influencia se manifiesta en los lais. Por tanto, no podemos olvidar la mitología celta como influencia primordial en los lais, así como tampoco las fuentes orales y tradicionales, que continuamente son citadas en los mismos textos. Estas continuas referencias a la tradición oral aseguran la credibilidad de lo narrado, tal y como ocurre en los cuentos. De suma importancia son los doce lais de Marie de France, pues a ella debemos la creación del género como tal, y a partir de ella arranca la evolución. Los 12 relatos de Marie están unidos por un tema fundamental: el amor. Si hasta ahora el amor se insertaba y se subordinaba a la hazaña, ahora se impone sobre la aventura, incluso la excluye. En el recorrido que hace sobre este sentimiento amoroso a lo largo de las doce composiciones, hemos encontrado presentes elementos de la retórica trovadoresca como la alegría del amor, el cuadro primaveral, el ‘locus amoenus’, la mesura y el secreto, pero en ningún momento se ha corroborado la concepción del amor cortés por parte de la autora, sino más bien como un sentimiento natural, sincero y espontáneo. Es un amor que presenta la suprema felicidad antes incluso que la aventura y la gloria. De este modo, a partir de Marie de France muchas composiciones breves, de ambiente bretón y cortés y de tema amoroso, se adscribieron a la moda del lai bretón. Todas ellas contienen un prólogo y un epílogo donde manifiestan explícitamente su inclusión literaria en el género. En este corpus de finales del XII y principios del XIII, y a diferencia del anterior, toma un papel preponderante el concepto del Otro Mundo y de lo maravilloso, conceptos ambiguamente aludidos en Marie de France, y sin embargo, muy desarrollados en éste.

En el paso continental-insular se producen otras transformaciones muy interesantes para la evolución del género. En los lais escritos en inglés medio se presencia una progresiva ‘humanización’ de los personajes en cuanto a la expresión de sentimientos relacionados con el miedo, el sufrimiento, la amistad, el amor; un realismo en sus relaciones sentimentales, donde los protagonistas sufren penalidades, expresan su vulnerabilidad, el sacrificio mutuo y el perdón; una justicia poética que conlleva a un habitual final feliz, y, por último, la presencia de un sensible contexto religioso que soterradamente envuelve a la trama narrativa, y que nos hace intuir la pronta desaparición de conceptos-clave como el Mundo Maravilloso y los seres sobrenaturales que habitan en él. En los temas tratados comprobamos la nueva tendencia: falsas acusaciones, expiación de las transgresiones, castigo de la mentira y la intervención divina en la vida de los personajes.

Podemos afirmar que los escritores de lais ingleses no favorecieron la expansión de este género narrativo, probablemente porque carecían de una cultura profunda sobre los originales franceses, o porque, simplemente, el siglo XIV fuera quizá demasiado tarde para que estas composiciones tuvieran el mismo éxito que en la Francia de los siglos XII y XIII.

El caso portugués demuestra y atestigua la importancia de la materia de Bretaña en su literatura y, en concreto, del género lai. Los Lais de Bretanha portugueses representarían el papel de descendientes menores del género de origen francés. Ya no son textos autónomos sino piezas líricas insertas en la trama narrativa de textos en prosa tardíos, desempeñando la función de intermedio lírico, es decir, una especie de pausa en la acción.

El lai como género literario muere al fusionarse con otros géneros como el fabliau o el dit. Las últimas composiciones francesas como el Lai d’Aristote o La chastelaine de Vergi, a pesar de su adscripción al género y de recuperar temas típicos del lai, lo prueban. El distanciamiento es ineludible; el tratamiento y el tono realista-paródico ya pertenecen al fabliau.

Ejemplificación

Autores conocidos que usaron el lay fueron: 1. María de Francia (una poetisa nacida en lo que hoy sería Inglaterra cuya vida se sitúa a finales del siglo XII), 2. Guillaume de Machaut (un clérigo y compositor medieval francés del ars nova del cual se conservan 19 lais), 3. Aimeric de Peguilhan (un trovador occitano que vivió una temporada en el norte de Italia), 4. Tannhäuser (un poeta alemán).

Bibliografía

  • Cifuetes Pérez, Elisa. 2002. "El lai bretón como género literario". Thélème. Revista Complutense de Estudios Franceses 17: 171-178
  • Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. 2007. Larousse Editorial